Un padre golpeo a un chico de 12 años en un partido de Baby Fútbol

El hecho ocurrió tras un partido entre Brown de Adrogué y General Lamadrid de la categoría 2004, disputado en el barrio porteño de Villa Devoto.

Un chico de solo 12 años, fue cobardemente agredido en el rostro por el padre de otro menor del club General Lamadrid, al término de un partido de categoría infantil que se disputó en el barrio porteño de Villa Devoto.

El jugador infantil golpeado, debió realizarse placas que descartaron una lesión ósea pero dirigentes de Brown de Adrogué le confirmaron a los medios que permanecía con mucho dolor y dificultades para comer, producto de la agresión.

El bochornoso hecho ocurrió en el Club Lamadrid, luego del partido que Brown le ganó 2-1 al Carcelero.

Todo comenzó cuando a la salida del club, el padre del jugador Facundo Puig se dirigió a la salida del vestuario visitante, esperó la salida del pequeño Felipe Frignani, instigó a su propio hijo para que lo golpeara y tras la negativa del chico decidió aplicarle una trompada en señal de venganza por un incidente propio del juego.

El partido apenas arranco ya estaba caldeado, los padres de los chicos de Lamadrid, con sus gritos e indicaciones, incentivaban a sus hijos a que golpearan y lastimaran a los pibes de Brown durante el partido, denunció Pablo Ochoa, delegado del fútbol infantil de la institución de Adrogué.

Debido a estas situaciones ridículas de fanatismo absurdo, el árbitro paró el partido para indicar a los responsables de Lamadrid que si los padres no terminaban con esa actitud suspendería el juego, por lo que el ambiente se tranquilizó en cierta medida, hasta que al final del encuentro se generó un tumulto por discusiones entre algunos chicos de ambos equipos, pero sin pasar a mayores”, agregó Ochoa.

La trifulca ocurrió cuando los jugadores de los dos conjuntos comenzaban a retirarse de los vestuarios.

“Fue cuando el padre del pibe Puig, lo acercó a su hijo hacia donde salía Frignani y lo presionó para que lo agrediera”, indicó el delegado del club del sur bonarense.

Debido a esta situación totalmente loca, los chicos se dijeron algunas cosas y se empujaron, pero de pronto el padre del jugador de Lamadrid le pegó un puñetazo en el rostro al pibe de nuestro equipo y enseguida desapareció del club, prosiguió el delegado de Brown.

Ante esta grave situación, los responsables de la delegación de Brown de Adrogué informaron al árbitro de lo acontecido y se suspendió el resto de la jornada, en la que debían jugar también las categorías 2005 y 2006.

Rápidamente, los representantes del tricolor, junto con el pequeño de 12 años agredido, se dirigieron a la comisaría 45ta de la Policía Federal para realizar la denuncia correspondiente.

Luego al chico lo trasladaron a una clínica de Adrogué para practicarle estudios radiográficos, que en principio no arrojaron lesiones en el rostro, solo la hinchazón que le produjo el fuerte golpe, que le impide masticar, aunque mañana deberá realizarse nuevos estudios.

El presidente de Brown, Adrián Vairo, sostuvo:

“Todo eso fue una locura que nada lo justifica, pasa que ahora todos los padres presionan a sus pibes para que se destaquen, pensando que pueden tener a un gran jugador en la familia”.

“Esa presión termina fastidiando a los chicos que después no quieren seguir jugando al fútbol, por eso en Brown ponemos carteles para que lean los padres para que se comporten como corresponde en cada partido del fútbol infantil y de divisiones inferiores.

Nunca vivimos una situación tan destestable como la de hoy en Lamadrid”.

Gracias por Leer esta Nota !

Nuestro Portal, informa desde el año 2015 a todos los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires, todas las Notas son de contenido propio.-

(El Equipo de Noticias Vecinales)