Noticias Vecinales

Portal de Noticias de la Ciudad

El Barrio de once esta mas tranquilo pero siguen las protestas

2 minutos de lectura

El barrio de once esta mas tranquilo después del desalojo de los manteros pero pidieron que se alcance una solución definitiva con el Gobierno de la Ciudad, que resuelva su situación laboral porque se trata de gente que quiere trabajar.

Una encargada de un local de ropa para mujeres sobre la Avenida Pueyrredón, aseguró que a los puesteros tienen que echarlos porque en los locales se pagan hasta 100 mil pesos de alquiler, los sueldos y las cargas sociales los empleados, aunque destacó la buena relación que mantenía con los manteros, que dijo sacaron a los pungas y respetaban de no vender la misma mercadería que los comercios.

Todos tienen el derecho a trabajar pero no en estas condiciones, se apropiaron de la vereda, aseguró Pablo, encargado de una marroquinería frente a la Plaza Miserere, quien en coincidencia con la encargada destacó que no había mala relación con los vendedores ambulantes.

También, Pablo pidió una solución rápida para el conflicto:

“Quiero que se resuelva rápido esto porque no estamos vendiendo nada, acá pagamos 65 mil pesos de alquiler y si no laburamos perdemos plata, se quejó.

Otra persona encargada de un local de ropa de hombres, aseveró que mantiene una buena relación y resaltó que los manteros son gente de bien que quiere trabajar nada mas.

En ese sentido, relativizó que el desalojo pueda hacer crecer las ventas de los locales y opinó que la solución es que encuentren un buen lugar para que ellos trabajen.

Como comerciante me parece bien que los saquen pero con muchos tenía buena onda, reconoció Claudio, encargado de un local de comercio polirubro, que se quejó del uso de las veredas que hacían los puesteros. “Ya no se podía caminar, no eran puestos, eran locales en las calles, aseguró.

También el Kiosquero dijo: que la situación de la venta ilegal en el barrio se desbandó cuando muchos de los manteros que fueron desalojados en la avenida Avellaneda en Flores a principios del año pasado se mudaron a esta zona.

En otros tiempos había códigos, pero actualmente te vendían la misma mercadería en la puerta del local, se multiplicó por tres la cantidad de manteros después del desalojo de Avellaneda, describió y afirmó: los peruanos y los africanos se agarraban a piñas por el lugar todos los días.

También Sergio, menciono que ahora las calles van a estar más tranquilas tras el desalojo y opinó que los puesteros extranjeros deben volver a su país de origen si no tienen la documentación correspondiente.

Más Noticias

Puede que te hayas perdido

Copyright © Noticias Vecinales - Todos los derechos reservados. | Newsphere por AF themes.