La industria digital crece en época de crisis tradicional

El gigante del e-commerce sumará personal a tiempo completo o parcial para responder al aumento de las compras online. Semanas atrás había informado la contratación de 100.000 personas.

El coronavirus destroza la economía, dejando a millones de personas sin trabajo y poniendo en peligro los números de las grandes empresas norteamericanas, salvo Amazon, que anunció la creación de otros 75.000 puestos de trabajo que se suman a las 100.000 personas ya contratadas a tiempo pleno o parcial en las últimas semanas.

La decisión de Amazon llega en respuesta a la creciente demanda. Con cuatro mil millones de personas relegada sen su casa, las compras online -sobre todo en Estados Unidos- crecen exponencialmente, y Amazon es la plataforma preferida para las compras, sean alimentos, libros o ropa.

La firma indicó que contrataría a 75 mil trabajadores adicionales para satisfacer el aumento de la demanda. La compañía ya cubrió 100 mil puestos temporales y de tiempo completo previamente anunciados.

De ahí la creación de 175.000 empleos en pocas semanas y la decisión de tener la mano a los trabajadores, también para rechazar las críticas que inundaron al coloso de Jeff Bezos.

Amazon aumentó en efecto el salario por hora de sus empleados, duplicando la compensación para las horas extras y concediendo dos semanas de ausencia paga en caso de que se diera positivo al coronavirus y se tuviera que cumplir cuarentena.

Todas decisiones para aliviar la tensión después de que en las últimas semanas muchos denunciaron la falta de estándares de seguridad y condiciones de trabajo difíciles en los depósitos de Amazon.

Para Bezos, se trata de decisiones costosas respecto de los empleados, pero tendientes a salvar y mejorar la reputación de la firma, también a la luz de resultados económicos que se esperan positivos.

Junto con Walmart, Amazon es una de las pocas empresas inmunes al Covid-19, que en lugar de perjudicarla parece haberle dado alas. Mientras tanto, el virus espanta al resto del Estados Unidos corporativo, mientras se espera que los bancos comiencen -primero Wells Fargo y JP Morgan, seguidos de Goldman Sachs y Citigroup- a dar sus resultados trimestrales en abril.

Todos prevén una profunda recesión, y el número uno de JP Morgan, Jamie Dimon, planteó una posible suspensión de los dividendos si las cosas van realmente mal.

Para las empresas del S&P 500 los analistas prevén utilidades en baja en el primer trimestre del 9% respecto de las estimaciones de un aumento de 6,3% a comienzos de enero.

Gracias por Leer esta Nota !

Nuestro Portal, informa desde el año 2015 a todos los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires, todas las Notas son de contenido propio.-

Noticias Vecinales

www.noticiasvecinales.com.ar

notivecinales@gmail.com