El paseo de la calle Beauchef se hizo peatonal en Caballito

“No es una calle, es un paseo”. Así, concreto y sin más detalles, desde el Gobierno porteño definen a los trabajos que se llevaron a cabo sobre Beauchef, en uno de los laterales del Parque Rivadavia, en Caballito. Recién habilitado, el corredor que estuvo en obra desde enero es de exclusivo uso peatonal, aunque parte de los cambios incorporados hacen dudar a los detractores del proyecto de que ese sea el destino final del pasaje. “Tiene forma de calle, y el soporte asfáltico que colocaron es para que aguante el alto tránsito. O sea que ya lo dejaron preparado”, refieren.

Incluso, entre el grueso de ciudadanos de a pie que ya comenzó a utilizar este camino, también se cuelan algunos motociclistas que, por desconocimiento o avivada, sortean los bolardos que impiden la circulación vehicular y pasan directo de avenida Rivadavia a la calle Rosario.

Calle sí o calle no” es un debate que viene de larga data, y que la resistencia vecinal logró mantener frente a los sucesivos gobiernos que estuvieron al frente de la Ciudad. Hace poco más de 20 años, la Asociación Civil Amigos del Parque Rivadavia logró que las autoridades de turno declararan sin efecto las obras sobre ese costado del predio, para unir Rivadavia con la calle Rosario. En la actualidad, esa nueva configuración está a un amparo de por medio, presentado por la Cooperadora de la Escuela Normal Superior N° 4, que tiene uno de los accesos sobre Beauchef, y otras agrupaciones barriales.

“En sede judicial el Gobierno nos dice que esto es un paseo, pero que tienen que llevar el proyecto a la Legislatura porteña para que apruebe la apertura de la calle. Y en la última charla de Rodríguez Larreta con vecinos en Ferrocarril Oeste, él mismo dijo que sobre Beauchef se va a hacer una calle. Nosotros tenemos 11 mil firmas en contra de esta obra, y ellos dicen que la propuesta fue votada por 111 vecinos en su sitio web. ¿Entonces escuchan a 100 y no escuchan a miles?“, se cuestiona Laura, que es miembro de la cooperadora del colegio.  Además, adelanta que este viernes presentan un proyecto en el Recinto para defender al parque como patrimonio cultural.

Los alumnos del Normal ya no usan el acceso por Beauchef, según manifiestan porque es incómodo y hasta peligroso. “Instalaron una rampa que es para que todos se peguen un golpe. Y nos sacaron 18 árboles que daban una sombra bárbara, para meter unas plantitas que van a crecer en 300 años. No tenemos sombra, nos dijeron ‘más verde’ y es todo cemento“, se ofuscan. En este punto también coinciden los puesteros de libros, que tras todo un verano al sol intenso de la avenida Rivadavia, donde fueron reubicados durante los trabajos, volvieron a su espacio original.

“No vemos los espacios verdes que nos dijeron que ganaríamos, vemos algo seco, blanco, en un barrio donde la cantidad de metros cuadrados verdes por habitante es una de las más bajas de la Ciudad. Estamos contentos de haber vuelto a nuestro lugar, que es el que nos identifica, y desde lo laboral no nos dejaron mal. Durante todo el verano fuimos un muro sobre Rivadavia, a la gente no le gustaba y a nosotros tampoco. Pero nos volvieron a mudar a las apuradas, y todavía no tenemos suministro eléctrico, falta poner las cenefas y los toldos”, recuenta Fabián, delegado de los libreros de Parque Rivadavia.

Los libreros se quejan de la falta de verde, pero estC!n conformes con haber regresado al lugar donde estuvieron siempre. Foto: Maxi Failla

Los libreros se quejan de la falta de verde, pero están conformes con haber regresado al lugar donde estuvieron siempre.

Los puesteros tampoco encuentran beneficio alguno a la posible apertura de Beauchef a los autos. “Es una calle que no tiene sentido, más coherente sería hacer algo sobre Doblas para evitar el estacionamiento sobre esa acera, y sacar la bicisenda”, sugiere.

Entre los cambios que presenta el ahora Paseo Beauchef, con una superficie total de 1.830 metros cuadrados, se cuentan la incorporación de alumbrado (12 farolas peatonales) y nuevo equipamiento y mobiliario urbano; la construcción de rampas de accesibilidad y nuevos desagües pluviales; la creación de canteros elevados de 100 metros cuadrados, y la plantación de especies nativas y exóticas. Los que quedaron intactos fueron los murales realizados por la comunidad educativa del Normal 4, desde donde habían solicitado resguardar esas intervenciones.

En tanto, en un año donde cada obra finalizada tiene su inauguración oficial, desde la Ciudad estiman que la puesta en valor de Beauchef quedará sin corte de cinta.

Gracias por Leer esta Nota !

Nuestro Portal, informa desde el año 2015 a todos los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires, todas las Notas son de contenido propio.-

Noticias Vecinales

www.noticiasvecinales.com.ar

notivecinales@gmail.com