Inauguraron ayer el Centro de Monitoreo 9 de Julio

Más de 300 cámaras ya registran todo lo que ocurre en el Centro porteño y hasta pueden identificar una cara a más de 50 metros de distancia. Son la pata electrónica del Centro de Monitoreo 9 de Julio, que se inauguró este viernes para vigilar tanto esa avenida como su perpendicular Corrientes. La otra pata de la nueva iniciativa, la humana, son los 50 operadores policiales que están dentro de esta nueva central de metal y hormigón armado, y a quienes la gente puede observar mientras trabajan, porque el cerramiento del edificio es vidriado.

Esos 50 agentes no sólo controlan las cámaras: también pueden dar apoyo a las tareas de investigación de la Policía de la Ciudad y de la Justicia. Así, el centro se suma a las distintas fuerzas de seguridad y a las herramientas de vigilancia desplegadas en la zona céntrica.

Con esas cámaras, ya son 8.500 las que el Gobierno porteño lleva instaladas en distintos puntos de la Ciudad. Cuentan con el nuevo Sistema de Reconocimiento Facial, que “ya permitió detener a 188 delincuentes en 21 días”, precisó el vicejefe y ministro de Seguridad Diego Santilli durante la inauguración de este viernes al mediodía. Al acto también fueron el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, el jefe de Gabinete Felipe Miguel y el ministro de Ambiente y Espacio Público Eduardo Macchiavelli.

Emplazado en la única cuadra de Diagonal Norte que es peatonal, el Centro de Monitoreo 9 de Julio luce futurista, con su estructura metálica, su platea de hormigón armado y su cerramiento de vidrio. En su parte trasera hay una cubierta escalonada, que también ya fue inaugurada, orientada hacia Tribunales. Allí se construyó además un balcón superior que permite mirar hacia el Obelisco y la 9 de Julio, y hasta tomarse fotos, al mejor estilo Times Square de Nueva York.

En el centro también hay un videowall de un metro de altura por cinco de ancho, donde podrán verse las imágenes de estas cámaras de seguridad. Adentro, cada puesto de operación está rematado por un monitor curvo de 34 pulgadas. Las computadoras también son de avanzada: pueden procesar imágenes de alta resolución -4K- a gran velocidad, indica el Gobierno porteño.

Con el Obelisco. Las escalinatas del Centro de Monitoreo. / Enrique García Medina

Con el Obelisco. Las escalinatas del Centro de Monitoreo.

Esas imágenes provienen de las cámaras de vigilancia que se instalaron en la 9 de Julio y en Corrientes, desde Alem hasta Callao. Fueron apostadas en puntos de captura, nombre que reciben los nodos conformados por cuatro cámaras, tres de las cuales son fijas, mientras que la cuarta es un domo de vista panorámica. Todas tienen autofoco y registran escenas incluso con muy poca luz o mal tiempo. Y cada domo cuenta con un zoom óptico de 30X y alta velocidad de movimiento, por lo que pueden ver y seguir a cualquier persona.

“Estamos pidiendo que el monitoreo se extienda al tramo peatonal deLavalle, que por la mañana recibe a muchos de los usuarios que bajan del Metrobus, gente que a su vez se retira por esa calle por la tarde. Por eso es que entendemos que hay que darle más seguridad a esa calle y evitar que el foco del delito se corra allí”, explica Gustavo Luraschi, presidente de la Asociación Amigos de la Avenida Corrientes y dueño de un local ortopédico en la esquina con Suipacha. Adelanta además que “se habló con gente del Gobierno porteño y acordamos reunirnos en breve para ver qué se puede hacer”.

Donde desde este viernes está el Centro de Monitoreo, antes funcionaba el stand para comprar entradas para teatros porteños. Es por eso que, durante el armado de la escalinata, ese puesto de venta estuvo operativo en un contenedor móvil en Libertad y Diagonal Norte.

Fuente: Clarín

Gracias por Leer esta Nota !

Nuestro Portal, informa desde el año 2015 a todos los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires, todas las Notas son de contenido propio.-

Noticias Vecinales

www.noticiasvecinales.com.ar

notivecinales@gmail.com