Espacio Publico buscará reordenar las ferias de San Telmo ante pedido de vecinos y comerciantes

La convivencia entre vendedores legales, sin habilitación y vecinos de San Telmo estaba en tensión desde hace más de una década, por el crecimiento desmedido de la feria que todos los domingos funciona en la calle Defensa.

Y así, la presencia de vendedores informales en circuitos turísticos, al costado de plazas, junto a paseos de artesanías, de manera provisoria se transformó a permanente. Ahora, el Gobierno porteño pretende ordenarla. El plan empezó en la feria de San Telmo y seguirá en la de Parque Centenario.

En realidad, en San Telmo conviven varias situaciones diversas. La feria tradicional y legal es la de antigüedades, que desde 1970 está en la plaza Dorrego. Luego, entre Carlos Calvo e Independencia, hay tres cuadras que ocupaban manteros sin permiso. Ellos se organizaron en la Cooperativa El Adoquín, que hoy forma parte de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), cuyo referente es Juan Grabois.

El tercer grupo es de otros puesteros que sin habilitación se instalan en la cuadra entre Independencia y Chile. Por último, desde Chile hasta Plaza de Mayo hay puestos que originalmente eran truchos, pero en 2011 la Legislatura porteña sancionó una ley para habilitarlos, siempre y cuando vendieran artesanías o manualidades. Entre todos los tramos, hay unos 2.000 vendedores.

A partir de este mes, las tres cuadras que ocupaban los puesteros de El Adoquín, unos 200, quedaron liberadas, porque alcanzaron un acuerdo con el Gobierno porteño para legalizarse y mudarse a la cuadra del 700, la de Independencia a Chile. También, a Chile entre Defensa y Balcarce.

Con el correr de los años y las devaluaciones, mientras aumentaba la llegada de turistas a la Ciudad, las ferias “provisorias” crecieron junto a las oficiales, en algunos casos porque la situación económica obligó a muchos a buscar una forma de subsistencia, en otros porque la calle también puede ser un negocio

La Asociación de Anticuarios y Amigos de San Telmo señaló: “Es la solución a un problema histórico con los manteros que usurpaban el espacio público y que provocó la pérdida de 200 locales de antigüedades

Pero sobre la calle Defensa el clima tampoco es de asunto resuelto. Lo demuestran los turistas que se detienen con cara de confusión frente a carteles que dicen “Defensa al 700 resiste” o “El Adoquín traidor”. También, los tres camiones de Policía apostados, cada domingo sobre Defensa y Carlos Calvo, y los patrulleros inamovibles en los cruces de Chile e Independencia. Es que los manteros que antes ocupaban la cuadra del 700 se quejan porque no formaron parte del acuerdo, y ahora pueden perder su lugar.

Gracias por Leer esta Nota !

Nuestro Portal, informa desde el año 2015 a todos los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires, todas las Notas son de contenido propio.-

Noticias Vecinales

www.noticiasvecinales.com.ar

notivecinales@gmail.com